• Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 1.041 seguidores más

  • NUESTRA WEB

  • MEMORIAS

  • BOLETINES

  • REDES SOCIALES

CARTA DESDE MANOGUAYABO

Batey Bienvenido, Manoguayabo, 16 de enero de 2021

Queridos amigos:

Espero que el nuevo año 2021 os haya encontrado a todos bien, también a vuestras familias.

Siento mucho no haber escrito durante los últimos meses. Dejé de hacerlo porque me detectaron una epicondilitis en el brazo derecho y el médico me prohibió escribir y digitar (entre otras muchas cosas) hasta que me recuperara. Esto ha sido mucho más largo de lo que nunca pensé, porque se complicó con otros problemas de espalda y cuello que estaban afectando a la recuperación. El caso es que, después de varios meses de terapia, el brazo sigue sin estar bien del todo, pero ya estoy mejor.

Eso no significa que haya estado todo este tiempo sin digitar, ¡ni mucho menos! Lo que pasa es que, desde que empecé a hacerlo, no he encontrado el momento adecuado para escribiros.

Estos últimos meses han sido complicados. El coronavirus ha causado estragos, como en todas partes. Afortunadamente, en el batey no se han contagiado muchas personas. Es verdad que varias han muerto de covid, pero han sido relativamente pocas. Y la mayoría de los que nos hemos contagiado no ha sido con los síntomas de neumonía, sino con los de fiebre, dolor de cabeza y pérdida de los sentidos del gusto, oído y olfato. Yo, de hecho, me contagié y me recuperé bien, pero, después de meses, sigo sin oler (a menos que me lleve las cosas a la nariz) y no he recuperado todo el oído.

Como en muchos lugares, en el país se han recrudecido las normas a causa de lo que han aumentado los contagios. De hecho, volvemos a tener toque de queda a las 5 de la tarde de lunes a viernes, y a las 12 del mediodía los fines de semana.

Por lo que toca a los proyectos, durante este tiempo hemos seguido entregando alimentos cada 15 días a más de 100 familias y medicinas a los enfermos habituales y otros que han ido apareciendo.

Lamentablemente, hemos perdido a gente querida, como Polo, esposo de mi compañera Ana, Tontón, cuñado de ella, y a nuestra querida Odeta. Después de tantos sufrimientos, ya descansan.

Otra de las enfermas de las que os he hablado mucho, Adline, milagrosamente sigue viva. Eso sí, tuvimos un episodio muy doloroso con ella hace un mes. Se ve que alguien denunció que vive sola con su hija Phaimie de once años, que la cuida, de tal manera que un día aparecieron los del CONANI (Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia, una institución que garantiza los derechos fundamentales de los niños y adolescentes en República Dominicana) y, sin más, se llevaron con ellos a Phaimie. Tuve que mover cielo y tierra para averiguar dónde se la habían llevado y para demostrar que no era justo que separaran a madre e hija. Cuando les quedó claro que ambas están bien atendidas porque les pagamos el alquiler del cuarto donde viven, que les damos alimentos y medicinas, que inscribimos a Phaimie en la escuela y le proporcionamos todo lo que necesita para seguir sus clases… por fin, me entregaron a la niña. No os podéis imaginar el grito que la madre dio cuando me vio aparecer con ella y el abrazo tan largo y apretado que me dio, después de a su hija, claro está. Dadas las circunstancias, no pude evitarlo. Mi primer y único abrazo desde que empezó la pandemia. Y, ¿os digo algo? ¡Me supo a gloria!

En cuanto al proyecto Sin Papeles No Soy Nadie, ha seguido funcionando a tope, ayudando a declarar niños, sacando actas de nacimiento y pasaportes haitianos y consiguiendo también los documentos que migración está pidiendo para que los extranjeros puedan renovar su carnet de regularización.

Eso sí, lo de los pasaportes está siendo un dolor de cabeza porque, por ciertos motivos, en Washington decidieron bloquear todos los primeros pasaportes que se hicieron en el 2020. De hecho, durante los últimos meses solo me entregaron algunos de los que estaban renovando. Afortunadamente, di en la embajada con una persona que valora mucho el trabajo que estoy haciendo con los haitianos y me ayudó con ciertas diligencias para que desbloquearan los pasaportes de mi gente. Justo antes de navidad me llegaron 30 de los que estaban bloqueados… ¡los habíamos hecho en febrero! En este momento me deben más de 600 pasaportes, y confío que vayan llegando, porque la gente está muy desesperada y se siente, con toda la razón del mundo, engañada.

Otra novedad en ese sentido es que este mismo hombre (el que me ayudó con el desbloqueo en Washington), al ver que cada semana llevaba tanta gente a la embajada, me propuso la posibilidad de venir ellos al batey a hacer los pasaportes de mi gente. Así, la casita que tengo alquilada, y que uso como oficina y como Escuelita, se ha convertido durante los últimos meses en una pequeña embajada en la que, cada tres semanas, 80 personas han podido hacer los trámites para solicitar su pasaporte.

Tengo que contaros también sobre La Escuelita. Viendo las primeras condiciones que impuso el Ministerio de Educación para reanudar las clases, me di cuenta de la imposibilidad de mantener a los 80 alumnos que teníamos el curso pasado. Por tanto, me hice el propósito de inscribir al mayor número posible de niños en las escuelas de la zona. En la Escuela de adultos me aceptaron a todos los que ya habían cumplido 13 años. Y a otro buen grupo me los inscribieron en una de las escuelas del batey, en diferentes cursos, ya que desde el Distrito escolar me dieron permiso para hacerlo, aunque no tuvieran código en el sistema de gestión. Esto antes era imposible, así que es una ventaja que ha traído la pandemia. Me siento muy agradecida por todo eso, la verdad.

De los que estaban el año pasado solo quedaron 18 por inscribir. En el Distrito me dijeron que les iban a buscar plaza en alguna escuela. Hasta el momento no hay noticias, no sé qué pasará.

Y a los únicos que decidimos dar clase es a los 22 pequeñitos de 5 años que inscribí en junio, antes de saberse que las clases terminarían siendo virtuales. Así es. El Ministerio de Educación ha organizado el curso ofreciendo las clases por la televisión, cada curso en un canal, y en diferentes horarios. Después, las maestras mandan la tarea por Whatsapp. Nosotras decidimos funcionar así también, pero, en la primera reunión de padres que convoqué, nuestros planes se fueron al traste al saber que, de las 22 familias, ¡solo dos tienen televisión! Y, por supuesto, no todos tienen Whatsapp… Lo bueno es que, una semana después de llevarme este chasco televisivo, supe que se había permitido dar clase dos días de la semana en aquellos lugares donde la gente es tan pobre que no tiene ni tele. Y así lo estamos haciendo. Dividí el grupo en dos, de tal manera que 11 pequeños vienen a clase lunes y miércoles, y los otros 11 los martes y jueves. Por supuesto, guardando todas las precauciones.

Lógicamente, este año no pudimos hacer la fiesta de navidad. No obstante, los niños tuvieron la suerte de tener regalos que un mago de Oriente les trajo el 4 de enero. A juzgar por el color de su piel, sin duda, ¡era Baltasar!

Bueno, pues estas son, en resumen, las noticias que puedo contaros. Os envío mis mejores deseos, y lo digo de corazón. Ojalá todos seamos capaces de sacar algo positivo de esta situación tan dolorosa que estamos viviendo, y aprendamos a valorar las cosas verdaderamente importantes de la vida.

Un abrazo en la distancia y mi oración para todos y cada uno de los que me leáis.

Lidia Alcántara Ivars, misionera claretiana

JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ

MENSAJE DEL SANTO PADRE
FRANCISCO
PARA LA CELEBRACIÓN DE LA
54 JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ

1 DE ENERO DE 2021

La cultura del cuidado como camino de paz

“Es doloroso constatar que, lamentablemente, junto a numerosos testimonios de caridad y solidaridad, están cobrando un nuevo impulso diversas formas de nacionalismo, racismo, xenofobia e incluso guerras y conflictos que siembran muerte y destrucción.”

” La cultura del cuidado, como compromiso común, solidario y participativo para proteger y promover la dignidad y el bien de todos, como una disposición al cuidado, a la atención, a la compasión, a la reconciliación y a la recuperación, al respeto y a la aceptación mutuos, es un camino privilegiado para construir la paz. «En muchos lugares del mundo hacen falta caminos de paz que lleven a cicatrizar las heridas, se necesitan artesanos de paz dispuestos a generar procesos de sanación y de reencuentro con ingenio y audacia».

En este tiempo, en el que la barca de la humanidad, sacudida por la tempestad de la crisis, avanza con dificultad en busca de un horizonte más tranquilo y sereno, el timón de la dignidad de la persona humana y la “brújula” de los principios sociales fundamentales pueden permitirnos navegar con un rumbo seguro y común. Como cristianos, fijemos nuestra mirada en la Virgen María, Estrella del Mar y Madre de la Esperanza. Trabajemos todos juntos para avanzar hacia un nuevo horizonte de amor y paz, de fraternidad y solidaridad, de apoyo mutuo y acogida. No cedamos a la tentación de desinteresarnos de los demás, especialmente de los más débiles; no nos acostumbremos a desviar la mirada, sino comprometámonos cada día concretamente para «formar una comunidad compuesta de hermanos que se acogen recíprocamente y se preocupan los unos de los otros».”

Leer el mensaje completo:

Encuentros solidarios

El banco Mediolanum ha escogido los centros nutricionales del Congo y a KORIMA para la jornada solidaria de este año.

Os pasamos la información para darle la máxima difusión. El evento consta de 7 ponencias muy interesantes en las que se podrá interactuar con el ponente. Se hará de forma online.

ENCUENTROS SOLIDARIOS

¡Ya está aquí el evento solidario del año!

¿Todavía no te has apuntado?

¡CORRE Y NO TE QUEDES SIN TU PLAZA!

El próximo sábado día 5 de Diciembre tendrá lugar una jornada cultural totalmente benéfica, donde 7 grandes ponentes, nos mostrarán una forma diferente de ver el mundo.

Haz una donación mínima de 30€ en https://www.migranodearena.org/reto/encuentros-solidarios-ayuda-a-korima-gana-un-iphone-12-semana-solidaria-de-banco-mediolanum-

y…

  • Tendrás acceso al evento
  • Te divertirás mientras aprendes
  • Entrarás en un sorteo de un IPhone 12 📱
  • Lo más importante: Ayudarás a los que más lo necesitan

Gracias a ti estamos más cerca de conseguir el objetivo de 20.000€ de recaudación para cubrir los gastos de todo un año del centro nutricional del Congo, Proyecto de la ONG Korima Claretianas. https://youtu.be/R7g4csIgA4Y

¡Yo ya he hecho mi aportación!

¡CONTAMOS CONTIGO!

No te lo pienses y haz tu donación (puedes desgravarte la aportación).
No olvides registrarte en la plataforma “mi grano de arena” cuando hagas la donación, sino no podrás acceder al certificado fiscal, ni te podremos hacer llegar el enlace al evento.

DÍA DE CLARET

Hoy, día de San Antonio María Claret, celebramos el 150 aniversario de su muerte. Desde aquí felicitamos a toda la Familia Claretiana en este día tan especial.

PROYECTO SOLIDARIO SOS 2020

Todos los colegios de Claretianas Europa colaboran con el fondo de emergencia que creamos hace unos meses desde Korima para responder a la crisis generada por el Covid19. El proyecto incluye una parte de Aprendizaje Servicio con actividades curriculares y solidarias que se llevarán a cabo en los colegios.

Aquí podemos ver el vídeo de presentación del proyecto:

Una visión basada en la fe para las Naciones Unidas a los 75 años y más allá

Este año, las Naciones Unidas están celebrando su 75º aniversario. Muchos de los que se relacionan con las Naciones Unidas, incluyendo las organizaciones de la sociedad civil, están discutiendo sobre las reformas de la ONU y han hecho declaraciones sobre el UN75 y más allá.

Religiosos en las Naciones Unidas (RUN) también ha tomado la iniciativa de preparar una declaración en nombre de las organizaciones religiosas (FBO).  La declaración “Una visión basada en la fe para las Naciones Unidas a los 75 años y más allá” se elaboró con las contribuciones de algunas organizaciones religiosas que están presentes en las Naciones Unidas.  En ella se expresa nuestra visión y las reformas que creemos necesarias para que esta organización multilateral cumpla su misión de promover la paz, la seguridad y el desarrollo sostenible.

Desde la fundación de la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU) y la firma de la Carta de la ONU han transcurrido setenta y cinco años de colaboración internacional sin precedentes. En esta ocasión, nosotros, las Organizaciones Basadas en la Fe (OBF) abajo firmantes, aplaudimos los numerosos logros del sistema de la ONU. Además, al reflexionar sobre la experiencia de estos setenta y cinco años, reconocemos que la ONU ha realizado gran parte de su mejor y más importante labor sobre el terreno cuando han dialogado y colaborado intencionadamente con las OBFs y los miembros de nuestras vastas redes de la sociedad civil. El aporte de las OBFs, guiada por los principios de subsidiariedad y opción preferente por los pobres (entre muchos otros), ha sido frecuentemente decisiva para asegurar que las comunidades más marginadas del mundo sean incluidas en el diseño, la ejecución y los frutos de los esfuerzos de la ONU en los territorios.
Nuestro conocimiento de las realidades de base y nuestro papel como pilares comunitarios de confianza, junto con el apoyo técnico y la fuerza multilateral de la ONU, han hecho que las alianzas entre las OBFs y la ONU tengan un impacto único.
Nuestra historia compartida demuestra que las OBFs y la ONU son realmente más fuertes y mejores cuando trabajan juntas. Por consiguiente, celebramos los momentos de enorme impacto positivo creados en las Alianzas entre la ONU y los agentes de las OBFs, incluso en las áreas de educación popular, la justicia climática, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS’s), la lucha contra la trata de seres humanos y la prestación de servicios esenciales en comunidades aisladas afectadas por conflictos.
Como OBFs que comenzaron a promover muchos de los objetivos de la ONU desde decenios hasta siglos antes del establecimiento de la ONU (y de muchos de sus Estados Miembros), observamos algunas debilidades y deficiencias en el sistema de la ONU que creemos que es un momento propicio para abordar, en la medida que perdemos la generación de aquellos miembros fueron testigos de los horrores de la Segunda Guerra Mundial, que se convirtió en el impulso para el establecimiento del Sistema de la ONU. Se hace cada vez más importante, que el Sistema siga siendo relevante y valioso a los ojos de las próximas generaciones de dirigentes. El Secretario General de la ONU nos ha pedido, como comunidad internacional, que “reconstruyamos mejor” luego de la pandemia de COVID-19, ya que el objetivo inicial de la ONU tenía como mision reconstruir la sociedad tras la Segunda Guerra Mundial. Ciertamente, entre estas dos situaciones,
muchas cosas ha cambiado en nuestro mundo, en los 75 años que han transcurrido. Estamos de acuerdo en que es hora de reconstruir mejor, incluso frente a posibles obstáculos.
Con ese fin, instamos a los dirigentes y a los Estados Miembros de la ONU a que adopten medidas en cuatro esferas interrelacionadas, que consideramos fundamentales para reconstruir unas Naciones Unidas pertinentes para el futuro más allá del año 2020.

Leer el documento completo: Una visión basada en la fe para la ONU a los 75 años y más allá.

 

CARTA DESDE MANOGUAYABO

Batey Bienvenido, Manoguayabo, 15 de junio de 2020

¡Hola a todos!

Espero que tanto vosotros como vuestros familiares os encontréis bien. Supongo que, en función de en qué parte del mundo estéis, ya iréis saliendo más a la calle o no.

Aquí, si no fuera porque la gente va con mascarilla, parecería que nada pasa. Acabamos de empezar nuevo tramo de 15 días en los que el toque de queda se ha reducido de 8 de la tarde a 5 de la mañana. Ya casi todo está funcionando con normalidad, aunque yo sigo pensando que se está yendo demasiado rápido y que esto va a traer consecuencias. Para que os hagáis una idea, en mi carta del mes pasado, el día 53 de aislamiento teníamos 9.095 afectados. Hoy, día 90 desde que empezó la cuarentena, van 23.271 casos. Por tanto, a pesar de lo que el gobierno intenta transmitir, en el último mes la cosa se ha disparado bastante. De hecho, antes de ayer se alcanzó la cifra récord desde que empezamos, con 629 nuevos casos nuevos en un solo día. Las previsiones eran comenzar ya la fase 3, pero, afortunadamente, se acaba de anunciar que no se van a llevar a cabo las medidas de desescalada previstas, debido al incremento de casos que ha habido durante la fase 2.

Realmente todos somos conscientes de que las prisas que se han estado teniendo son para poder celebrar las elecciones el día 5 de julio. A saber qué pasará después, pero creo que no necesito una bolita de cristal para saber que los números se dispararán de nuevo.

Quienes han sido más prudentes y no han abierto hasta hoy son los de la Embajada de Haití. Han estado creando un protocolo para atender a partir de ahora por medio de citas. Lo bueno es que me han dicho que puedo llevar los recibos de los pasaportes que han llegado para ellos entregármelos a mí y yo a sus dueños. Eso me va a evitar tener que llevar a mucha gente a la embajada, lo cual es bueno. Lo malo es que tengo que ponerme a enviarles por Whatsapp todos los recibos que tengo, ¡y son muchos!

En cuanto a la gente que quiere hacerse el pasaporte, también va con citas y enviando previamente los documentos escaneados. Ya he conseguido 12 citas para el próximo jueves y he enviado los documentos respectivos. Normalmente llevo 18 en la guagua, pero, respetando con prudencia las normas vigentes, solo voy a ir llevando 12 en cada viaje, aunque tarde más. Si recordáis, cuando empezó la cuarentena ya tenía organizados 4 viajes que tuve que suspender, un total de 72 personas. Eso, sin contar todos los que están esperando a que yo vuelva a atender para apuntarlos en la lista. Pero bueno, de esto os contaré en la próxima carta porque por el momento aún no sé cómo vamos a funcionar. Lo que tengo claro es que no me planteo empezar a atender gente cara a cara hasta que no pasen las elecciones, lo cual no quita que esté gestionando muchas cosas por whatsapp. Por cierto, no sé si os dije que tuve que dejar el local que tenía alquilado para atender gente. Lo único que encontré a un precio módico fue una casita, así que a partir de ahora atenderé ahí. Es la azul que está en el centro de la foto.

Por lo demás, hemos seguido cada 15 días con el reparto de alimentos, tanto el del proyecto Son Nuestros Hermanos como en La Escuelita, llegando a un total de 192 familias. Respecto al primero, hace diez días nos reunimos con la gente de una fundación que también ayuda en el batey, para contrastar nuestras listas, ya que intuíamos que había gente que estaba pidiendo y recibiendo en varios sitios. Descubrimos nada menos que 20 familias que teníamos repetidas, así que los distribuimos dejando a unos con ellos y a otros con nosotros. Sabemos que todo el mundo está muy necesitado, pero la idea es evitar este tipo de abusos, de tal manera que entre todos los que estamos ayudando podamos llegar a más gente con los recursos que tenemos.

Ciertamente ya hay algunas personas trabajando, sobre todo hombres en las obras de construcción que se han retomado, o mujeres vendiendo fruta o ropa en la calle, lo cual alivia la situación de sus familias. Pero, lamentablemente, son muchísimas más las que siguen sin tener ninguna entrada. A varias ya las han sacado de las casas donde vivían por llevar 3 meses sin poder pagar el alquiler y han tenido que meterse donde les han dejado un huequito, fomentando más aún el hacinamiento que ya hay. Es muy doloroso ver esas situaciones y no poder hacer nada, la verdad.

Respecto a La Escuelita, además del reparto de alimentos y de tareas, tengo una buena noticia que contar, y es que conseguí inscripción en la escuela pública para 15 niños, 10 de seis años para entrar a primero y 5 de 5 años para entrar a preescolar. Los padres están muy contentos, es verdad que les da pena sacar a sus hijos de La Escuelita, pero entienden que es una gran oportunidad la que se les brinda al haber conseguido una inscripción oficial.

Al haber vaciado el curso de los pequeños, puedo mantener un tiempito al resto de los alumnos en el curso en el que están sin la necesidad de subirlos de nivel, porque, después de haber estado los últimos tres meses sin clase, en agosto habrá que retomar el curso por donde se quedó antes de que empezara la cuarentena. Mi idea es que en diciembre ya puedan cambiar al curso siguiente aquellos alumnos que estén preparados.

Lógicamente, todo esto son meras conjeturas, porque, aunque oficialmente el Ministerio de Educación ha dicho que las clases empiezan el 24 de agosto, habrá que ver cómo está la situación en ese momento. En caso de que esto se mantenga, he propuesto a las maestras de La Escuelita que cada una divida a su grupo en dos, de tal manera que cada día se atienda primero a una mitad y luego a la otra, aunque tengan menos tiempo de clase. Creo que es lo más prudente, para poder tener algo de distancia entre ellos, ya que el espacio que tenemos es muy reducido. Pero, como decía antes, ya veremos qué pasa con todas estas conjeturas.

Respecto a los casos afectados por coronavirus en el batey, afortunadamente siguen siendo pocos por el momento. Pero yo me quedé fría esta mañana cuando supe que la semana pasada murió el abuelo de uno de nuestros alumnos de La Escuelita. En realidad, hacía de padre del niño más que de abuelo. Al ser un hombre mayor, se ve que le dio fuerte y en cuestión de días se fue. También hoy ha fallecido nuestra querida Rosmery, a la cual llevamos ayudando desde que estoy aquí, pero lo de ella no ha sido por coronavirus sino por encharcamiento de pulmones y otras teclas que tenía. Por su parte, Adline y Odeta siguen mal, cada una con lo suyo, pero por el momento se mantienen. Y hay mucha gente a la que, como está haciendo tanto calor y tanta humedad, se le está subiendo la tensión de manera disparatada.

Termino con una anécdota, para que sigáis haciéndoos una idea de algunas cosas que ocurren y que no salen en las noticias… El otro día me envió un whatsapp Edianie, una de las mujeres a las que estoy ayudando a declarar a sus hijos y a hacerse su pasaporte. Su marido es haitiano y está preso hace un tiempo. Se ve que ella le llevó un colchón para que no tuviera que dormir en el suelo. Pues parece ser que lo obligaron a que compartiera el colchón con un dominicano que no se encontraba bien, él se resistió, pero finalmente tuvo que aceptar porque lo amenazaron con un cuchillo. Un par de días después, cuando se despertó, descubrió que el dominicano había muerto en el colchón junto a él. Lo peor de todo es que… ¡salió positivo de coronavirus! De veras que, por mucho que oigo, sigo sin poder salir de mi asombro con cosas como estas.

En fin, aquí lo dejo. Eso sí, este mes, aparte de lo recibido del Fondo Asistencial por parte de KORIMA y de la aportación mensual de nuestro querido padre Ronal, han llegado donativos de gente muy querida para mí. Por tanto, no puedo terminar sin dejar de agradeceros vuestra generosidad. No voy a mencionar nombres, Dios los conoce y eso es suficiente. Pero que sepáis que A TODOS os lo agradezco desde lo más profundo de mi corazón.

Un abrazo y todo mi cariño,

Lidia Alcántara Ivars, misionera claretiana

CAMPAÑA NÍJAR

Los voluntarios del colegio Mater Immaculata de Madrid nos mandan este vídeo con el que apoyan la campaña humanitaria en favor de los más desfavorecidos en Níjar. ¡Colabora!

Concepto: Campaña Níjar

Titular: Korima Claretianas

IBAN: ES30 0075 0096 6706 0017 7934

PAYPAL: pay_palkorima@korimaclaretianas.org

CAMPAÑA NÍJAR

 

Seguimos con la Campaña de apoyo a Níjar con el objetivo de abastecer de material sanitario y de limpieza los asentamientos. Las Hermanas Mercedarias que trabajan allí solicitan nuestra ayuda. ¡Colabora! Un poco de muchos puede evitar más problemas.

CAMPAÑA NÍJAR 2020

Ellos también nos necesitan ahora

Educar en solidaridad y vivirla a través de experiencias de voluntariado es un pilar básico en nuestros colegios, centralizado a través del Proyecto de Educación Social (PES) y con el apoyo de nuestra ONGD KORIMA CLARETIANAS.

En todos los colegios se desarrollan y realizan proyectos solidarios. Y desde hace cinco años, los alumnos de 1º de bachillerato de los colegios Mater Immaculata de Madrid y María Inmaculada de Carcaixent realizan una experiencia solidaria en San Isidro de Níjar, en Almería. Alli, las Hermanas Mercedarias trabajan sin descanso para atender las necesidades de la población inmigrante que trabaja en los invernaderos y que vive o malvive en asentamientos hechos de plásticos, maderas…, sin luz ni agua.

La pandemia del COVID19 ha empeorado la situación para miles de personas de los asentamientos: no hay trabajo, tampoco se pueden desplazar y empieza a faltar lo más básico. Las Hermanas Mercedarias apenas pueden cubrir las necesidades por lo que los voluntarios de los colegios de Madrid y Carcaixent están haciendo un campaña de ayuda solidaria a Níjar. Lo más urgente en estos momentos es material para el aseo y la limpieza, productos necesarios pero de los que carecen totalmente.

No es posible acudir allí a llevar nada por lo que os pedimos vuestra ayuda en forma de aportación económica. Lo hacemos a través de KORIMA y será ella quien lo mande a las Hermanas Mercedarias, con la seguridad de que todo lo recaudado llegará de forma íntegra para que puedan adquirir esos productos de los que carecen.

Desde aquí os hacemos un llamamiento para que colaboréis; por poco que sea la aportación para otros es mucho y puede ayudar a salvar vidas. ¡Gracias por vuestra colaboración!

La cuenta para los ingresos es la siguiente:

Concepto: Campaña Níjar

Titular: Korima Claretianas

IBAN: ES30 0075 0096 6706 0017 7934