• NUESTRA WEB

  • MEMORIAS

  • BOLETINES

  • REDES SOCIALES

  • Anuncios

SEMANA CONTRA LA POBREZA 2014

Como cada año, entre el 12 y el 17 de octubre se celebra en todo el mundo la SEMANA CONTRA LA POBREZA.

17 de octubre,
manifestación en tu ciudad
“Contra la riqueza que empobrece, ACTÚA”

cartel pequeño

MANIFIESTO 2014

La Alianza Española contra la Pobreza desde hace muchos años convoca a la ciudadanía para movilizarse contra las causas de la pobreza y la desigualdad. Sabemos que la pobreza es cada vez más extrema, intensa y crónica. Vivimos una crisis global y compleja que se basa y a la vez profundiza las desigualdades. Los intentos de salida de la crisis de carácter antisocial, basados en recortes de gasto social, agravan la situación de las poblaciones más vulnerables.

Existen compromisos internacionales, como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los protocolos de Derechos Humanos, la Carta de las Naciones Unidas, o el Protocolo de Kyoto, por mencionar algunos, que sistemáticamente se incumplen, dentro y fuera de nuestro país. Tal es el caso de los ODM o de los derechos económicos, sociales, culturales, laborales, políticos y civiles (en muchos casos).

Ahora nos encontramos ante un momento de crisis sistémica en el que se puede dar un cambio de rumbo hacia el cumplimiento de todos los derechos humanos o continuar por la misma senda del aumento de las desigualdades, pobreza y del autoritarismo. No bastan las buenas intenciones: queremos cambios reales para el futuro que deseamos.

Es urgente cambiar este sistema que genera riqueza para el 1% y un empobrecimiento generalizado para el resto de la población, tanto en nuestro país como en el resto del globo. Un sistema que fomenta la guerra para el control geoestratégico de los recursos, la destrucción de la naturaleza y las desigualdades sociales.

El proceso de acumulación del capitalismo, reforzado por la dinámica financiera, ha generado un modelo económico que ejerce una fuerte presión en el conjunto de los límites físicos del planeta (agotamiento de los recursos no renovables, falta de acceso al agua, contaminación atmosférica, etc.) y los equilibrios ecológicos.

Es imperativo poner freno a las políticas locales, estatales y globales, que polarizan la sociedad e incrementan el sufrimiento de las personas. En concreto, se necesitan cambios radicales en dos frentes: la obtención de los recursos públicos y la manera de invertirlos a través de los servicios públicos y el sistema de protección social.

Es necesario un reparto justo de las riquezas y que este reparto se visibilice en políticas públicas sociales como la Sanidad, Pensiones, Educación, Cooperación, Servicios Sociales, Igualdad, Dependencia, entre otras.

Sabemos cuáles son los problemas y conocemos muchas de las causas estructurales que generan desigualdades; pero también sabemos que existen soluciones reales y factibles. No pararemos hasta conseguir el mundo que queremos. Queremos un compromiso real a través de la participación y movilización colectiva, con el fin de:
– Acabar con la economía especulativa y tener una economía al servicio de las personas.
– Potenciar alternativas que permitan a la naturaleza regenerarse y a todas las personas mantener una buena calidad de vida.
– Desarrollar servicios públicos, de calidad y universales para que todas las personas tengan una vida digna.
– Crecer para el buen vivir y no para la acumulación de riqueza y el consumo irracional.
– Dejar atrás el individualismo y la competitividad atrás y cambiarlos por la cooperación y la solidaridad entre las personas y los pueblos.
– Reconocer el valor y fomentar la paz como bien intangible para personas, pueblos y con la naturaleza.

En definitiva, cambiar LA RIQUEZA QUE EMPOBRECE POR LA OTRA RIQUEZA DE LA COLABORACIÓN, PARTICIPACIÓN Y CREATIVIDAD QUE NOS PROCURA UNA VIDA DIGNA DE SER VIVIDA POR TODAS LAS PERSONAS.

Éstas son nuestras reivindicaciones políticas para conseguir este cambio:
– Una fiscalidad justa y equitativa, con un sistema tributario y un gasto público que redistribuyan la riqueza y combatan las desigualdades, invirtiendo en los servicios públicos, la protección social y la promoción del empleo decente con el fin último de luchar contra la pobreza y la exclusión, y garantizar la justicia y la cohesión sociales de nuestros barrios, pueblos y ciudades.
– Políticas y presupuestos cuyo eje principal sea la lucha contra la pobreza y la desigualdad, y la garantía de unos servicios sociales básicos de calidad.
– Es necesario crear mecanismos internacionales que puedan mejorar y ampliar los marcos teóricos y científicos con los que se toman las decisiones políticas globales en el contexto de la nueva agenda. Desde la Alianza, proponemos la creación de un Panel Internacional para Erradicar la Pobreza y la Desigualdad que asuma, junto a otras instituciones, esta función.
– Transparencia y rendición de cuentas en éstas y todas las medidas que puedan tener consecuencias en materia del disfrute de todos los derechos humanos.
– Queremos que el Estado cumpla con su compromiso de lograr el 0,7% AOD/RNB de acuerdo con los compromisos internacionales adquiridos. La crisis económica no debería ser causa de una regresión respecto al porcentaje del RNB dedicado a la cooperación internacional.
– El gobierno español y los gobiernos autonómicos y locales han de cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos, sin olvidarse de que éstos son civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, laborales, medioambientales, de género, y que conllevan obligaciones aquí y más allá de sus propias fronteras.
– Es imprescindible apuntar hacia la completa erradicación de los paraísos fiscales. A corto plazo es imperativo actuar decididamente contra la impunidad y la opacidad.
– Es necesario que se implante el Impuesto sobre las Transacciones Financieras y se aplique en su totalidad, incluyendo la compraventa de acciones, bonos y derivados, y que su recaudación sea destinada a las políticas sociales, a la cooperación al desarrollo y a la protección del medio ambiente.
– Es necesario frenar el avance desmedido de la desregulación de los mercados, por los efectos que esto puede tener en el mundo entero aumentando las desigualdades y la pobreza. Es necesario que se frene el Tratado Transatlántico de Inversiones entre Estados Unidos y la Unión Europea que se está elaborando a espaldas de la ciudadanía.

INICIATIVAS: Octubre 2014. Semana contra la pobreza

MANIFIESTO: Manifiesto 2014 FINAL

Anuncios

La reforma fiscal fomenta la desigualdad y viola los derechos humanos

contra la pobreza 2014

La Alianza Española contra la Pobreza denuncia que la reforma aprobada hoy por el gobierno permitirá la evasión fiscal y violará los derechos humanos

Madrid, 8 de octubre de 2014. La Alianza Española contra la Pobreza alerta de que la reforma fiscal aprobada hoy por el gobierno fomenta la discriminación, la desigualdad y vulnera los derechos humanos, económicos y sociales de la ciudadanía.

La Relatora sobre Pobreza Extrema y Derechos Humanos de Naciones Unidas, Magdalena Sepúlveda Carmona, ha sido muy contundente en su informe: la reforma aprobada hoy por el gobierno español incumple con su obligación de destinar el máximo de los recursos disponibles para garantizar los derechos humanos, económicos, sociales y culturales.

De acuerdo con el informe, los Estados tienen ciertos límites en la formulación de sus políticas fiscales. Estos límites están principalmente marcados por su obligación de respetar, proteger y realizar los derechos humanos de todas las personas y se concretan en: combatir el fraude y la elusión fiscal; tomar medidas para evitar que las empresas de nuestro país no participen o faciliten abusos fiscales o flujos ilícitos de capitales en otros países; la implementación de políticas fiscales equitativas y redistributivas; en garantizar el derecho a la participación, a la rendición de cuentas, a la transparencia en la construcción de la reforma fiscal y el diseño de políticas fiscales; en dedicar el máximo de recursos disponibles para garantizar los derechos económicos, sociales y culturales, incluso en tiempos de restricciones económicas severas; en eliminar los paraísos fiscales y financieros ilícitos; en fortalecer la agencia tributaria; en fortalecer la cooperación internacional o en regular el sistema financiero internacional e implantar una tasa sobre las transacciones financieras.

Lejos de cumplir con las recomendaciones derivadas del informe de la Relatora Especial, la actual reforma fiscal no propone medidas para combatir firmemente la evasión ni el fraude fiscal, con lo que el Estado español no estaría destinando el máximo de recursos disponibles para la realización de los derechos económicos, sociales y culturales de su ciudadanía y, por tanto, incumpliría con sus responsabilidades internacionales en materia de derechos humanos.

La actual reforma tampoco incluye mecanismos para exigir a las empresas españolas que sean transparentes en su información financiera y fiscal tanto en España como en todos los países en los que operan. El gobierno debería poner en marcha medidas que fortalezcan la gobernabilidad, promuevan la transparencia y eviten los tratos de favor a empresas extranjeras para conseguir inversiones que promueven la corrupción y vulneran otro tipo de derechos, como son el derecho a la información, a la transparencia y a la rendición de cuentas.

España, segundo país más desigual de la Unión Europea

La escasa progresividad de la política fiscal española impide que sea una herramienta eficaz para luchar contra la desigualdad. Las reformas aprobadas por el gobierno español el pasado verano no hacen más que agravar la situación. Se han realizado importantes reducciones fiscales a las rentas salariales más altas pasando el tipo máximo del 52% al 45%, se ha reducido de forma importante la ya bajísima tasa a la que tributaba la renta de capital pasando ahora del 27% al 23% y se ha reducido aún más el impuesto de sociedades bajándolo hasta el 25%. La actual reforma debería establecer una progresividad real de impuestos con capacidad de redistribución, que preserve y aumente progresivamente los ingresos de los hogares más empobrecidos. España debe evaluar el impacto diferencial que tienen las políticas fiscales actuales y las reformas propuestas en los diferentes segmentos de la población, en base a criterios de derechos humanos.

Según el Observatorio de RSC el 94% de las empresas del IBEX35 tiene sociedades en paraísos fiscales. Ninguna de ellas informa sobre el tipo de actividades que realizan estas sociedades y solo una de ellas da información desglosada sobre los impuestos pagados en cada país. La legislación española permite que toda esta actividad sea perfectamente legal. Es necesario que la actual reforma actúe decididamente contra la impunidad y la opacidad de los paraísos fiscales. Algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo son: prohibición a la banca y empresas españolas de tener filiales o sucursales en paraísos fiscales; gravámenes especiales a los movimientos con paraísos fiscales; no reconocer personalidad jurídica a las sociedades constituidas en paraísos fiscales para intervenir en el tráfico mercantil, impedir a las empresas con fondos o filiales en paraísos la obtención de bonificaciones, concursos, exoneraciones fiscales y desgravaciones.

La Alianza Española contra la Pobreza insta al gobierno a que se replantee esta reforma fiscal que vulnera los derechos humanos, sociales, culturales y económicos de la ciudadanía, dentro y fuera de nuestras fronteras. Animamos a la ciudadanía a denunciar la #RiquezaQueEmpobrece participando en las acciones que desarrollaremos en todo el Estado tendrán lugar la próxima semana, con motivo Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Consulta aquí el informe completo de la Relatora Especial de Naciones Unidas

Crisis: familia, pobreza e infancia

“Aunque a la luz de los datos macroeconómicos comienza a trasladarse a nuestro imaginario colectivo la idea de que la crisis ha terminado, constatamos, sin embargo, que sus efectos más graves no han desaparecido en el día a día de las personas más desfavorecidas. Es más, una eventual salida de la crisis dejaría tras de sí una sociedad más desigual y precaria, con nuevas víctimas que se suman a las que ya existían antes de la recesión, con unos derechos sociales más restringidos y expuestas a una forma de analizar la realidad que, sin rubor, entiende que las personas solo son “rescatables” si las leyes de la economía lo permiten. “

Familia, pobreza e infancia, temas sobre los que tratan los tres informes que publicamos de Caritas, Alianza contra la Pobreza y UNICEF, y que puedes leer y descargar en esta dirección del blog:

korimaclaretianas.wordpress.com/recursos-korima/documentos/tematica-social/

Combatir la pobreza y la desigualdad

logo alianza pobreza

www.alianzacontralapobreza.org

La sociedad civil española propone a la ONU la creación un panel internacional para combatir la pobreza y la desigualdad

La Alianza Española Contra la Pobreza organiza un encuentro en la sede de Naciones Unidas de Nueva York para impulsar un mecanismo de vigilancia global sobre pobreza y desigualdad, similar al Panel sobre Cambio Climático

La Alianza, una red de defensa de los derechos humanos centrada en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, agrupa a más de 1000 entidades (ONG, sindicatos, asociaciones) y es la mayor coalición de organizaciones de la sociedad civil en el Estado español

Alianza Española contra la Pobreza (07/07/2014)

La Alianza Española Contra la Pobreza propondrá a la ONU la creación de un mecanismo de vigilancia internacional de las políticas de desarrollo vinculadas a la lucha contra la pobreza y la desigualdad global. La iniciativa se presentará en el marco del segundo encuentro del Foro Política de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en Nueva York, que se está celebrando en Nueva York desde el día 30 de junio hasta el 9 de julio

Esta red española propone que se constituya un panel internacional de expertos y expertas para erradicar la pobreza y reducir la desigualdad, con una función similar a la que desarrolla el Panel Internacional de Cambio Climático.

El Panel propuesto estaría constituido por un grupo de personas expertas (provenientes de la investigación, las instituciones, la universidad y la sociedad civil) y su objetivo sería supervisar, evaluar y realizar propuestas en torno a las políticas y compromisos estatales e internacionales de los diferentes países e instituciones en el ámbito del desarrollo y la lucha contra la pobreza y la reducción de la desigualdad global. El objetivo de las organizaciones españolas es que el panel sirva para impulsar una discusión internacional en torno a los mecanismos con los que los nuevos objetivos de desarrollo van a ser evaluados e implementados. Se trata de obtener los datos, analizar las causas sistémicas y proponer soluciones a dos de los grandes problemas globales, la pobreza y la desigualdad y, para incidir en que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) -que sustituirán a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)- sean más eficaces, ambiciosos y transformadores que los ODM.

La Alianza ha decidido presentar esta propuesta organizando un side event o encuentro paralelo en el Foro de Política de Alto Nivel de Desarrollo Sostenible, en coordinación con la Campaña de Desarrollo del Milenio y con la Global Call for Action Against Poverty. Precisamente este foro será el órgano que, a partir del año 2016, liderará las tareas de evaluación y seguimiento de la nueva agenda global de desarrollo (la agenda que sustituirá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio).

Bajo el título “Fortalecimiento de la agenda post 2015: establecimiento de una interfaz ciencia-política global para la revisión del progreso y la ejecución debate” el encuentro, que será moderado por Ignacio Saiz, director del Center for Economic and Social Rigths, contará con la participación de Nikhil Seth, Director de la División de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas; Tomas G. Weiss, Profesor Honorífico de Relaciones Internacionales de la City University of New York; Miguel Gorospe, miembro de la Alianza Española contra la Pobreza y un representante del gobierno español.

 

Datos de interés

– En este estudio se explica de dónde nace esta propuesta y por qué sería necesaria la conformación del panel: “Formación de una Panel Internacional para la Erradicación de la Pobreza y la Desigualdad”, se puede descargar aquí.

– El encuentro donde se presentará la iniciativa del Panel en Naciones Unidas tendrá lugar el 9 de julio a las 13.45 en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

– En octubre tendrá lugar un encuentro internacional en Madrid para intentar impulsar y concretar esta propuesta y en él participarán instituciones públicas, y expertos y expertas internacionales que podrían conformar el panel.

Para más información o para concertar entrevistas

Grupo de Comunicación de la Alianza Española contra la Pobreza
Silvia M. Pérez: comunicación@2015ymas.org (91 4029286)
Jonás Candalija: jonas.candalija@eapn.es
Yolanda Polo: yolanda.polo@coordinadoraongd.org

Descarga de la nota de prensa: Nota de prensa-AlianzaPobreza

¡NECESITAMOS TU AYUDA!

Queridos amigos de KORIMA.
Desde Humahuaca, ciudad situada al noroeste de Argentina, nos solicitan ayuda para una familia de 10 hermanitos, cuya mamá murió cuando nació el último y el papá por problema hepático. La hermana mayor NADIA GUTIERREZ, es la que se ha hecho cargo de todos. Ella recibe una ayuda económica en forma de beca, por parte de Korima, y desde allí las hermanas la van acompañando y ayudando en lo que se puede. Gracias a Dios, Nadia es muy responsable y tiene a todos sus hermanos estudiando (ella tiene 26 años ahora, pero hace 11 se hizo cargo de todos). Hace un tiempo se les rompió la cocina y deben cocinar a leña, y es una cuestión muy complicada. Comprar una cocina nueva cuesta unos 400€ pero ellos no pueden hacer frente a este gasto, puesto que con la beca sólo pueden pagar los alimentos, la luz y el agua. Es por eso que nos solicitan nuestra ayuda y solidaridad.
Cualquier donativo, sea de la cantidad que sea (1€, 5€,10€…), será bienvenido. Puedes hacérnoslo llegar por transferencia al número de cuenta BIC: POPUESMM / IBAN: ES30 0075 0096 6706 0017 7934. O también si dispones de cuenta en PAYPAL puedes hacerlo llegar a Paypal_korima@korimasur.org en concepto especifica “Una cocina para la familia Gutierrez”.
Muchas gracias por vuestra solidaridad.

INFORME “POBREZA Y COHESIÓN SOCIAL

FOESSA CONSTATA QUE LA FORTALEZA DE LAS RELACIONES FAMILIARES Y VECINALES EVITAN EL RIESGO DE FRACTURA SOCIAL

La publicación “Análisis y Perspectivas 2014” evidencia un escenario social de pobreza creciente y derechos menguantes.

Destaca el papel fundamental que está jugando la familia como elemento nuclear para enfrentar
las situaciones más complicadas.

Cáritas. 27 de marzo de 2014.- La calidad y fortaleza de las relaciones sociales en España son un recurso de vital importancia para evitar el riesgo de fractura social generado por los efectos de la crisis en los niveles de renta y de desigualdad. Esta es una de las constataciones más llamativas contenidas en el documento “Análisis y Perspectivas 2014” que la Fundación FOESSA y Cáritas han presentado esta mañana en Madrid.

Fortaleza del capital social y relacional

El análisis llevado a cabo por el Comité Técnico de FOESSA y que ve la luz bajo el título “Pobreza y Cohesión Social”, confirma que el capital social y relacional de la sociedad española no presenta indicios que indiquen que se esté viendo afectado por el deterioro significativo que sí se registra en ámbitos como el económico, la salud o la vivienda.

Para los expertos de FOESSA, esto supone una oportunidad a la hora de construir una respuesta más solidaria y participativa a los efectos de una crisis que siguen siendo visibles, si se tiene en cuenta que durante 2013 se ha consolidado la tendencia de pérdida de disminución del nivel medio de renta en España –un retroceso de dos puntos y medio desde 2010— y se han agudizado las diferencias de renta entre los hogares.

Según los datos analizados en el documento, la renta media de la población española es, en términos reales, inferior a la que había en el año 2000, hasta el punto de que el nuestro se ha convertido en uno de los países de la Unión Europea donde la renta se reparte de manera más inequitativa. Además, las formas más severas de pobreza son las que más han aumentado con la crisis, llevando a nuestro país a los primeros puestos del ranking europeo en cualquier clasificación que se haga de indicadores de pobreza.

Caída de las rentas y aumento de la desigualdad

Al mismo tiempo, se da un doble proceso de empobrecimiento de la sociedad española, caracterizado por una caída de las rentas y el aumento de la desigualdad en su reparto, con un hundimiento de las rentas más bajas. Esto ha supuesto que el porcentaje de hogares sin ingresos haya crecido del 2% al 4% en el último trimestre de 2013 y que el número de hogares en esta situación haya pasado desde unos 300.000 a mediados de 2007 a casi 700.000 a finales de 2013.

Si más allá de pobreza económica hablamos de exclusión social, FOESSA comprueba cómo el empeoramiento de la situación social en España se extiende a amplios sectores de la población. Actualmente, solo 1 de cada 3 personas en nuestro país se encuentra libre de los 35 problemas que se han identificado en el primer avance de resultados la Encuesta FOESSA, lo que suponen 16,5 puntos menos que en 2007. Ese núcleo central de la sociedad española que llamamos integración plena es ya una estricta minoría, mientras que el espacio social de la exclusión social –que era en torno a un 16,3% de la población en 2007–, se ha intensificado notablemente hasta alcanzar al 25,1% de los hogares en 2013.

Un total de 11,7 millones de personas (3,8 millones de hogares) están afectadas en España por distintos procesos de exclusión social, lo que supone 4,4 millones de personas más que en 2007 (un incremento del 60,6%).

Asimismo, 5 millones de personas se encuentran ya afectadas por situaciones de exclusión severa, un 82,6% más que en 2007.

Retroceso en empleo, vivienda y salud

No cabe duda de que son los ámbitos del empleo, de la vivienda y de la salud los que más han aportado al aumento de la fractura social:

– La incidencia de los problemas de exclusión del empleo se multiplican por 2,5 y los de salud se duplican. Nada parece indicar que la implementación de la reforma laboral haya contribuido a la creación de empleo –que ha seguido destruyéndose después de su puesta en marcha– ni a la reducción de la temporalidad de las nuevas contrataciones.

– Los problemas de vivienda, que partían de un nivel relativamente elevado, se incrementan un 36%.

– Es significativo el incremento de los hogares que para mantener su vivienda deben hacer un esfuerzo económico tan importante que los coloca en situaciones de pobreza severa una vez descontados los gastos de vivienda.

– Y es también importante el aumento de hogares que presentan dificultades para comprar medicamentos.

El papel nuclear de la familia

En este contexto, sin embargo, existen indicadores que apuntan al mantenimiento de un gran recurso de capital social en la sociedad española, que es de vital importancia preservar: el papel desempeñado por la familia ha sido una muestra evidente de un poderosísimo elemento nuclear con el que cuenta nuestra sociedad para enfrentar las situaciones más complicadas.

Aún con políticas sociales insuficiente y con escasa protección, la familia –y, en general, las redes sociales primarias y las relaciones entre la ciudadanía– siguen resistiendo. Sufriendo el desgaste que implica la crisis, pero demostrando ser uno de los cimientos sobre los que construir.

¿Qué está en juego?

En “Pobreza y Cohesión Social” se pone de manifiesto que ni la pobreza ni la exclusión social son exclusivas de esta época. Lo que la crisis ha evidenciado es el carácter contracíclico de nuestra economía, es decir, crece la pobreza en época de recesión, pero no se recupera en la misma medida en épocas expansivas.

Sin duda alguna, es el modelo –como Cáritas y FOESSA vienen insistiendo desde hace tiempo– lo que corresponde revisar y, en concreto, si nuestro país apuesta firmemente por un modelo en el que la persona y su dignidad ocupen el lugar central de todas las prioridades, y donde el bien común marque la hoja de ruta.

Como han señalado en la presentación del documento Francisco Lorenzo y Guillermo Fernández, coordinador y técnico, respectivamente, del Equipo de Estudios de Cáritas Española y de FOESSA, algunas de esas apuestas parecen haber quedado en el olvido.

Así lo demuestra que durante 2013 no solo no se invirtieron los procesos que desde 2010 vienen restringiendo el acceso a los derechos sociales, sino que se ha seguido avanzando por la senda de recortes en algunos bienes básicos, la pérdida de intensidad protectora de prestaciones sociales y la creciente exclusión de grupos de población de algunos servicios básicos de bienestar.

En ese sentido, los expertos de FOESSA alertan de que la progresiva diferenciación ciudadana en el acceso a derechos básicos marcará nuestra estructura social en los próximos años que, en una visión muy sintética, muestra una tendencia que podría resumirse como de pobreza creciente y derechos menguantes.

Otro camino es posible

Se observa, asimismo, que la ciudadanía no acepta que ese deba ser el único camino posible, como demuestran algunos hechos:

– Entidades como Cáritas ven incrementarse el número de personas que se acercan a sus puertas para implicarse como voluntarias y como colaboradores.

– Son muchas las organizaciones ciudadanas que han expresado en diferentes ocasiones que el gasto público en determinados ámbitos, debe ser considerado como una inversión social y no como un gasto a reducir.

– Se consolidan determinadas iniciativas sociales o de economía solidaria, que dejan de ser prácticas marginales.

Lo que está en juego no es el porqué de esta crisis, sino cómo queremos salir de la misma. En este sentido, la propuesta de Cáritas es la de salir todos y cada uno, juntos y sin que nadie quede abandonado a su suerte y a las injusticias de un modelo que claramente ha mostrado sus debilidades.

Como los autores de “Pobreza y Cohesión social” insisten en recordar, no es posible esperar más para llevar a cabo medidas redistributivas que impulsen procesos de cohesión social.

“Caminar hacia un modelo dualizado –asegura Francisco Lorenzo– es aventurarnos a la falta de entendimiento y de convivencia. Es renunciar a la construcción de un proyecto común. Por el contrario, un compromiso firme por la cohesión social, por el ´rescate a las personas´, supondrá sentar las bases de una recuperación real que vaya más allá de algunos indicadores macroeconómicos”. “La sociedad recuperará la credibilidad en aquellos proyectos e instituciones que apuesten firmemente por ello”, añade.

Descargar el documento: Informe FOESSA 2014. Precariedad y Cohesión social

EVANGELIO, JUSTICIA Y DERECHOS SOCIALES

evangelio, justicia y

Evangelio, justicia y derechos sociales