DÍA EUROPEO CONTRA LA TRATA DE SERES HUMANOS

18 de octubre 2017, Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos

 LAS ENTIDADES DE IGLESIA DENUNCIAN LA INVISIBILIDAD QUE AFECTA A LAS MUJERES Y NIÑAS EN SITUACIÓN DE MOVILIDAD FORZADA 

 

18 de octubre 2017. Las organizaciones de Iglesia que acompañan a las personas víctimas de trata recuerdan, con motivo del Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos, el principio establecido en el artículo 4 de la Declaración de los Derechos Humanos en 1948, donde se señala que “nadie podrá ser objeto de esclavitud o servidumbre; la esclavitud y el comercio para la esclavitud están prohibidos en cualquiera de sus formas”.

A pesar de que han transcurrido casi 70 años de la Declaración, denunciamos que esta esclavitud no ha desaparecido, sino que la hemos invisibilizado.

En la actualidad, en el mundo se trafica cada año con miles de personas para extraerles órganos y comercializar con ellos. Lejos de disminuir, se trata de una lacra que va en auge: existen niños y niñas soldado que son obligados a tomar un fusil, y personas con discapacidad explotadas en la mendicidad, al tiempo que aumenta la trata de mujeres forzadas a ejercer la prostitución. Mientras, los ingentes beneficios generados por estas actividades se blanquean en paraísos fiscales que operan con el beneplácito de la comunidad internacional.

La explotación sexual es una de las formas más graves de esclavitud del siglo XXI, que genera un movimiento económico diario de grandes dimensiones y que deja miles de víctimas en el camino. España es uno de los primeros países de Europa consumidor de sexo y prostitución, y en los últimos años estamos observando cómo aumenta el número de víctimas de trata españolas. No podemos acostumbrarnos a ver esta práctica como algo “normal”, ni permanecer indiferentes ante la cosificación de lo más sagrado, como es la vida humana en toda su dimensión de libertad y de dignidad.

La violencia contra las mujeres y las niñas es, probablemente, la violación de los derechos humanos más habitual, y que afecta a un mayor número de personas. Este escándalo cotidiano, que se manifiesta de diferentes maneras y tiene lugar en múltiples espacios, posee una raíz única: la discriminación por ser mujer. Como ha señalado la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, “aún se precisan esfuerzos ingentes para garantizar la realización del derecho de las niñas y las mujeres a una vida libre de violencia”. En el caso de la trata, a la desigualdad entre hombres y mujeres, hay que sumar las situaciones de pobreza, e incluso de conflicto, que atraviesan los países de origen de las víctimas.

El fenómeno migratorio en Europa genera, también, situaciones de alta vulnerabilidad, sobre todo en mujeres y niñas. La falta de protección en materia de derechos humanos que padecen las personas en situación de movilidad contribuye a que se acentúe el abuso de poder y las agresiones sexuales, que deja a las víctimas totalmente desamparadas ante la justicia internacional y europea. El drama de las violaciones sufridas por miles de mujeres refugiadas ha sido, precisamente, la “voz de alerta” que muchas organizaciones han lanzado en los últimos meses tanto a los responsables políticos como a la opinión pública.

En territorio de guerra, lo más peligroso no es ser soldado, sino ser mujer. En diversas ocasiones hemos observado como el cuerpo de las mujeres se convierte en campo de batalla, utilizado por todos los actores del conflicto. Sabemos que las mujeres son secuestradas y trasladadas a las zonas de guerra para ser utilizadas como esclavas sexuales. Se ha constatado que, durante las huidas masivas, miles de mujeres, niñas y niños desaparecen y se convierten en la mercancía de un lucrativo e inhumano negocio.

Desgraciadamente el número de víctimas de trata aumenta considerablemente de año en año y, según las estadísticas de Naciones Unidas, un tercio de las víctimas de trata son niños y niñas. En el mundo hay dos millones de niños y niñas objetos de explotación sexual. Como ha exclamado el Papa Francisco, nuestras organizaciones quieren recordar que “son niños, no esclavos” y, como infancia vulnerable, estos niños y niñas tienen derecho a ¡tener derechos! La adopción de medidas en favor de todos ellos no puede esperar más.

En esta Jornada Europea, como entidades cristianas respaldadas por la Sección de Trata de la Comisión Episcopal de Migraciones, denunciamos las políticas que aumentan la vulnerabilidad de las personas y el riesgo de ser sometidas a trata, especialmente los niños y niñas menores de edad y que se encuentran en procesos migratorios.

Urgimos a la sociedad civil y Administraciones públicas a sumar esfuerzos para erradicar esta lacra social, protegiendo a las víctimas y persiguiendo a aquellas personas y organizaciones criminales que se enriquecen a costa de las víctimas.

Descarga el documento: Nota Día Europeo Trata 2017 17.10.2017

Anuncios

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE

MANIFIESTO 7 Octubre

Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) se suma, impulsa y convoca el 7 de octubre la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Con motivo de esta Jornada, que es compartida con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el movimiento mundial de trabajadores cristianos, se convoca durante ese mes, en las diócesis del país, gestos y actividades públicas para sensibilizar y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente. ITD favorece estas dinámicas sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano decente.

La exigencia de trabajo decente no es ajena en la Iglesia. Por citar algunos ejemplos:

1) la encíclica Rerum novarum del papa León XIII: «a nadie le está permitido violar impunemente la dignidad humana, de la que Dios mismo dispone con gran reverencia; ni ponerle trabas en la marcha hacia su perfeccionamiento» (n. 30).

2) Caritas in veritate, de Benedicto XVI el trabajo decente es «expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer» (n. 63). En 2012 lanzó un llamamiento para «una coalición mundial a favor del trabajo decente».

3) En Laudato si’ el papa Francisco insiste en la importancia de la dignidad del trabajo y del trabajo digno para la realización de la dignidad humana, la lucha contra la pobreza y la configuración de una sociedad que, con el trabajo de las personas, cuide la vida de todos y la casa común, realizando así la vocación humana (n. 128).

4) En Iglesia, servidora de los pobres, instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal Española, señala «para que el trabajo sirva para realizar a la persona, además de satisfacer sus necesidades básicas, ha de ser un trabajo digno y estable. La apuesta por esta clase de trabajo es el empeño social por que todos puedan poner sus capacidades al servicio de los demás. Un empleo digno nos permite desarrollar los propios talentos, nos facilita su encuentro con otros y nos aporta autoestima y reconocimiento social. La política económica debe estar al servicio del trabajo digno. Es imprescindible la colaboración de todos, especialmente de empresarios, sindicatos y políticos, para generar ese empleo digno y estable, y contribuir con él al desarrollo de las personas y de la sociedad. Es una destacada forma de caridad y justicia social. Defender el trabajo decente significa poner en el centro a la persona en vez de la rentabilidad económica; ir más allá del empleo y distribuirlo justamente; reconocer los trabajos de cuidado necesarios para la vida; luchar por condiciones dignas y el cumplimiento de los derechos; conciliar trabajo y descanso; y desvincular derechos y empleo. Es una misión irrenunciable ante el aumento de las desigualdades y de la pobreza laboral. Y es esencial para una sociedad más decente» (3.6).

Más información en la web de la campaña.

¡Muévete contra la #desigualdadobscena!

El enriquecimiento económico desmedido de unas pocas personas a costa del empobrecimiento de millones de personas es intolerable, inmoral, inhumano, indigno… es una desigualdad ocasionada por la riqueza obscena. Y la ocasión para hacer que nuestra voz se escuche alto y claro está a la vuelta de la esquina.

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y como todos los años tenemos que salir a la calle para exigir al Gobierno  que se comprometa a poner en marcha medidas para acabar con la desigualdad obscena.

 

Manifiesto

En el día internacional de lucha contra la pobreza y la exclusión social, las personas, movimientos y organizaciones que impulsamos Pobreza Cero hacemos un llamamiento a la sociedad para que se movilice hasta lograr medidas concretas y efectivas contra la pobreza y la desigualdad.

La pobreza y, especialmente, las desigualdades son cada vez más extremas, intensas y crónicas. Es urgente atacar las causas y cambiar las políticas económicas y sociales que genera riqueza para el 1% y un empobrecimiento generalizado para el resto de la población, tanto dentro como fuera del Estado español. También cambiar un sistema que fomenta la guerra para el control geoestratégico de los recursos, destruye la naturaleza, ocasiona hambrunas e incrementa las desigualdades sociales.

Sabemos cuáles son los problemas y conocemos muchas de sus causas estructurales; también sabemos que existen soluciones reales y factibles. Queremos soluciones basadas en derechos. Exigimos políticas cuyo centro sea la justicia social y medioambiental. En concreto, exigimos

Compromisos para no dejar a nadie atrás
– Aumento del presupuesto para políticas públicas sociales de inclusión y protección. (incluyendo inversiones en Educación y en medidas eficaces para la protección de la infancia; inversiones en Sanidad y la anulación del Real Decreto 16/2012 para restaurar la sanidad universal; políticas para la Igualdad de Género y los planes contra la violencia de género; medidas de protección del  desempleo y la inserción socio-laboral; Renta Mínima de Inserción para cumplir con la Ley de Prestación de Ingresos Mínimos; cumplir la Ley de Dependencia y pagar las ayudas que se recogen en la misma).
– Aumento de los fondos destinados a la solidaridad global desligados de intereses comerciales, de seguridad y de control de fronteras.

Medidas para garantizar la redistribución
– Justicia Fiscal a través de políticas tributarias justas, progresivas y suficientes, que sostengan las políticas sociales (lucha contra el fraude y los paraísos fiscales, Impuesto a las transacciones financieras).

Más información en la web de la campaña.

COMPARTIENDO EL VIAJE

Caritas Internationalis lanza una nueva campaña mundial llamada  “ Compartiendo el viaje”

De la invitación del cardenal Tagle a la campaña:

“[…]

El objetivo de nuestra campaña es promover la cultura del encuentro, en comunidades en las que los migrantes y refugiados se van y regresan, a las que viajan y en las que deciden crear sus hogares.

Una de las preguntas más importantes que podemos hacernos como individuos, comunidades y países, en estos momentos de desplazamientos en masa de personas y tanta incertidumbre es: “¿Permito que el miedo prevalezca en mi corazón, o dejo que reine la esperanza?”

A través de ‘Compartiendo el viaje’, esperamos disipar el miedo y entender las razones por las que tanta gente abandona su hogar en este momento de la historia. También queremos inspirar a las comunidades para que establezcan relaciones con los refugiados y migrantes. Queremos hacer brillar la luz y liderar el camino. La emigración es una historia muy antigua, pero nuestra campaña pretende ayudar a las comunidades a verla con nuevos ojos y corazón abierto.

En su encíclica Laudato sì, el Papa Francisco decía que: “¡Basta un hombre bueno para que haya esperanza!” Imagínense si no es sólo una persona, sino toda una organización. Y si en vez de una organización, son 165 organizaciones que se unen con sus brazos y corazones abiertos, en todo el mundo, formando una cadena humana de amor y misericordia.

[…]

Nuestra campaña nos da la oportunidad de recordarnos, a nosotros mismos y a los demás, ciertas verdades. La Iglesia está llamada a ejercer la hospitalidad de Dios hacia los migrantes y los refugiados. Pero debemos recordar que no es una persona o un país a ser el anfitrión. Es hora de que todos nosotros recuperemos la profunda intuición bíblica de que es Dios el anfitrión. También debemos recordar que es Cristo a quien acogemos con agrado, cuando abrimos nuestros corazones a los inmigrantes y refugiados.

Los inmigrantes y refugiados en nuestro mundo de hoy nos están llamando a un viaje. En nombre de Caritas Internationalis, les invito a todos a unirse a la campaña Compartiendo el viaje para que a través de la cultura del encuentro, sigamos el camino de la paz.

[…]”

PARA QUE SEAS FELIZ

PROYECTO SOCIAL CURSO 17-18

Cada año nos trazamos un reto. Este curso, el proyecto solidario que apoyarán los Colegios de Claretianas Europa será un hogar donde residen niños que han perdido todo: familia, hogar…

Niños de 0 a 5 años acogidos por las Misioneras Claretianas de Perú, que cuidan de ellos para que su desarrollo sea el mismo que en cualquier hogar.

El proyecto se llama PARA QUE SEAS FELIZ y esperamos que este deseo se cumpla de forma recíproca tanto a los que reciben la ayuda como a los que la prestan.

 

KORIMA PASOS

Desde Madrid, nos invitan a “mover el mundo”.

CAMPAÑA “SI CUIDAS EL PLANETA, COMBATES LA POBREZA”

ENLÁZATE

“SI CUIDAS EL PLANETA,

COMBATES LA POBREZA”

 ENLÁZATE POR LA JUSTICIA

PÓSTER

 

  1. ¿QUÉ ES ENLÁZATE POR LA JUSTICIA?
  • Iniciativa que agrupa a cinco entidades de la Iglesia católica en España, dedicadas a la cooperación internacional: Cáritas Española, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES (Red de Entidades para el Desarrollo Solidario).
  • La Campaña que se presenta hoy es el resultado de una reflexión conjunta, iniciada en el año 2012, basada en la experiencia de estas organizaciones en el mundo del desarrollo y de la lucha contra la pobreza, para tener una mayor presencia eclesial y social que aporte una mayor visibilidad a la realidad de los países empobrecidos, animando con ello a un compromiso transformador en todos los niveles de la sociedad.
  1. CAMPAÑA “SI CUIDAS EL PLANETA, COMBATES LA POBREZA”.
  • La encíclica Laudato si´, del papa Francisco, publicada en junio de 2015, ha puesto de manifiesto el vínculo profundo que existe entre la degradación ambiental y la realidad que viven los pueblos empobrecidos.
  • Inspiradas y alentadas por ella, las organizaciones de Enlázate por la Justicia iniciamos una campaña centrada en el cuidado de la creación bajo el lema “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”.
  • Con esta iniciativa, de dos años de duración (junio de 2016-junio de 2018), queremos sensibilizar, tanto a la comunidad eclesial en particular como a la sociedad española en general, sobre las consecuencias que el modelo de desarrollo actual y ciertos estilos de vida tienen sobre el planeta en su conjunto y, específicamente, sobre las condiciones de vida de las personas más vulnerables.
  • Buscamos, también, propiciar un cambio, tanto en los modos de vivir personales y comunitarios como en las decisiones políticas, para contribuir, desde varias esferas, a construir una sociedad solidaria y un planeta habitable para todos los pueblos, no solo hoy, sino pensando en el mañana, y en las generaciones futuras.
  1. LAS CAUSAS DEL PROBLEMA
  • El modelo de desarrollo económico, basado en el crecimiento del consumo, es insostenible con el ritmo y la capacidad del planeta. Además, genera desigualdad social, quebrantando los derechos de las personas más vulnerables, especialmente en aquellos países menos desarrollados que se hallan inmersos en la lucha global por los recursos naturales que son considerados estratégicos.
  • La ciudadanía en general (y las comunidades eclesiales en particular) mantienen unos valores construidos en torno al consumo y la posesión de bienes materiales.
  • Aunque pareciera que el cuidado del planeta está en la agenda política (especialmente el cambio climático) y a pesar del esfuerzo realizado para la firma del Acuerdo de París en la COP21, es necesario un verdadero compromiso por parte de los agentes con poder (político y económico).
  • La comunidad católica de España tiene ante sí el reto de vincular el anuncio del Evangelio y el trabajo por el Reino y su Justicia con su sensibilidad en las cuestiones medioambientales y su estilo de vida.
  • Existe una gran resistencia al cambio amparándose en que <<parece que las cosas no fuesen tan graves y que el planeta podría resistir mucho tiempo en las actuales condiciones>> (LS, Párrafo 59).
  1. OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA
  • Objetivo general:

Contribuir a la transformación del actual modelo de desarrollo injusto, insolidario e insostenible y a la construcción de una ciudadanía global y solidaria, consciente de la necesidad del cuidado del planeta y dispuesta al cambio de hábitos y prioridades.

  • Objetivos específicos:
  1. Contribuir a que la Iglesia española (Conferencia Episcopal, diócesis, comunidades cristianas) acoja los principios y valores de la encíclica Laudato sí y asuma los desafíos socioambientales de nuestro tiempo para construir con otros un movimiento de cultura ecológica (cf. LS 111).
  2. Sensibilizar sobre la relación entre nuestros actos y sus efectos perniciosos en los países menos desarrollados y en las personas más vulnerables (aprovechando los proyectos en países en desarrollo, el trabajo de las comunidades y las figuras de referencia de las organizaciones), haciendo conscientes a los ciudadanos de la necesidad de cambio, y canalizando el apoyo de las personas en propuestas dirigidas a las personas con poder de decisión.
  3. Participar activamente en el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y establecer un canal de comunicación con los agentes gubernamentales y políticos para impulsar su implementación.
  4. Visibilizar en la sociedad Enlázate por la Justicia como signo de unidad de las organizaciones de la Iglesia que trabajan en cooperación al desarrollo y que vincula a todas las personas para construir una sociedad solidaria que habita un planeta sostenible.
  1. ALGUNAS ACCIONES PREVISTAS
  • Difundir la Campaña en la Comunidad eclesial.
  • Elaborar y difundir una guía de recursos locales de economía solidaria y estilos de vida alternativos.
  • Realizar una interlocución política con el Gobierno Español, el Parlamento Español y las administraciones territoriales para lograr el cumplimiento efectivo de los compromisos de España con los ODS tanto en España como a nivel internacional.
  • Realizar acciones que promuevan un compromiso personal, social y político en la reducción del desperdicio de alimentos, especialmente por los consumidores, sean colectividades o familias.
  • Realizar acciones que propicien avances en el marco normativo, para garantizar el respeto de los DDHH en la actividad empresarial, especialmente en los lugares del planeta y para las personas más vulnerables, como es la región amazónica y las poblaciones indígenas que la habitan.
  • Promover intervenciones en medios de comunicación.
  • Difundir contenidos propios, y de otros relacionados con la Campaña, a través de las redes sociales de la iniciativa.